Esta Intendencia basa su organización en áreas específicas vinculadas al control de los efluentes industriales y al relevamiento hidrometeorológico Provincial. Estas áreas son Co. Ca.P.R.Hi (Control y Calidad y Protección de Recursos Hídricos) e Hidrometeorología.

En este sentido, Recursos Hídricos trabaja en la evaluación ambiental de las obras que ejecuta el DPA, en la planificación hídrica y en la concreción de estudios hídricos, entre otros temas. Y últimamente ha asumido también tareas vinculadas a la educación, a la difusión y a la concientización.
 
 
Co. Ca.P.R.Hi
Proteger y velar por la conservación de los recursos hídricos es una de las tareas principales de Co.Ca.P.R.Hi (Control y Calidad y Protección de Recursos Hídricos).

La existencia de empresas e industrias radicadas en la provincia representan un desarrollo, pero también generan residuos y efluentes necesarios de controlar para prevenir y resolver los problemas ambientales relacionados con el agua. Por ello el DPA lleva adelante una tarea de control y monitoreo de más de 770 empresas radicadas en Río Negro.

Desde 1992, con la puesta en funcionamiento de este Programa, se realizan controles en los efluentes generados por los establecimientos industriales que se han empadronado por declaración jurada o de oficio.

Se conformó así el Registro de Usuarios de los Cuerpos Receptores Hídricos, en el que se encuentran empadronadas las industrias que vuelcan sus desechos o efluentes en los cuerpos receptores hídricos de la provincia, y sobre las que se realiza un constante seguimiento.

Luego, progresivamente, los establecimientos han tenido que adaptar sus desagües a la normativa establecida en el Código de Aguas, construyendo plantas de tratamiento en ciertos casos para lograr una calidad del efluente compatible con determinados parámetros, y en función de no afectar al medio ambiente. En este sentido, el sector de los frigoríficos de frutas y galpones de empaque es el más numeroso, con un total de 177 establecimientos activos.

Asimismo, en 1998 se creó una Comisión de Evaluación y seguimiento del Control de Efluentes de Galpones de Empaque y Frigoríficos de Frutas, para avanzar en el desarrollo sustentable de estas actividades y reducir la presencia de productos fitosanitarios en los efluentes, con el fin de asegurar la protección de los recursos hídricos.
 
 
Hidrometeorología
Desde su creación en la década del 60´, el DPA tuvo a su cargo la planificación y evaluación de los recursos hídricos. Parte de esta tarea, pasa por mantener actualizada la información referente a la disponibilidad y distribución espacial de los recursos hídricos provinciales, cumpliendo así una de las funciones estipuladas en el Código de Aguas, donde se establece la necesidad de mantener actualizado el catastro de recursos hídricos pertenecientes a la Provincia.

Este objetivo se concreta operando una red de monitoreo con más de 200 estaciones que cubren todo el territorio provincial, las que se inspeccionan con una periodicidad mensual, bimestral o trimestral. Los recursos hídricos provinciales actualmente monitoreados son:

• Ríos: Negro, Colorado, Manso, Foyel, Azul, Epuyen Escondido, Ñirihuau, Pichileufu, Quemquentreu, Villegas, El Ternero, Encanto Blanco y Chico, además de ríos interjuridiccionales como Neuquén, Limay y Chubut.

• Arroyos: Los Repollos, Pedregoso, Pantanoso, Ñorquinco, El Lindo, El Rincón, Valcheta, Del Medio, Bartolo, Ñireco, Negro, Paja Alta, Cona Niyeu, Yaminue, Treneta, Ventana, Los Berros, Corral Chico, Comico, Blanco, Paileman, Los Mochos, Cascada, Pescadero y Loncochinoco.

El área de Hidrometeorología también tiene a su cargo el procesamiento básico de la información generada por dicha red, que permite conocer el caudal de los cursos de agua, el nivel de los lagos y distintas variables meteorológicas, y conocer los valores medios en tiempo real mediante un llamado telefónico. Esta información es la base de los estudios y proyectos de aprovechamientos múltiples presentes y futuros.

Desde 1990, se ha implementado un plan de mejoramiento y expansión de la red de mediciones hidrometeorológicas. Esto ha permitido mejorar la red propia y disminuir los costos operativos, a la vez que incrementó la cobertura y calidad de la información.

Entre otras medidas, se promovió la materialización de convenios con otros organismos, universidades, empresas y particulares, contando en la actualidad con 75 estaciones pertenecientes a convenios con terceros.
 
 
Redes de Alerta
El DPA, mediante convenios, también opera redes relacionadas al alerta de sudestadas en el valle inferior del río Negro, monitoreo del río Negro y del río Colorado, apoyo a la producción agropecuaria, incendios, etc.

Entre las tareas que se ejecutan en el área de Hidrometeorología en este sentido, figuran:

• Medición de variables meteorológicas
• Medición de variables hidrológicas
• Aforos de cursos naturales y canales
• Instalación de estaciones meteorológicas de lectura directa y automáticas
• Instalación de estaciones hidrométricas e hidrográficas
• Instalación de estaciones de aforo.
• Procesamiento de datos en forma digital.
• Elaboración de Estudios Básicos Completos (Climatológicos e Hidrológicos) que sirvieron de sustento para diversos proyectos hidráulicos
• Participación activa en Relevamientos Topobatimétricos.
• Mediciones sistemáticas de caudal en Distritos de riego, y formulación de propuestas para optimizar las mismas.
• Participación activa en el Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (COIRCO), realizando trabajos y mediciones puntuales en el citado río.
• Participación activa en la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas de los Ríos Limay, Neuquén y Negro (AIC), operando actualmente la red limnigráfica que dicho organismo instalo en el Río Negro.
• Participación activa en la Autoridad de Cuencas del Río Azul, operando actualmente la red hidrometeorológica de la cuenca.
• Mediciones sistemáticas en el Sistema Chadeleivú-Curacó, dentro de la Provincia de La Pampa.
• Reprocesamiento de toda la información hidrométrica existente en el área.
• Incorporación a la Red Hidrometeorológica de 11 estaciones automáticas remotas.
• Atención por convenios de las redes hidrometeorológicas de FUNBAPA, Casa de Piedra, COIRCO.
• Participación en distintos cursos de perfeccionamiento y actualización
• Publicación de información estadística
• Elaboración mensual y anual del mapa de lluvias de la Provincia
 
 
Líneas de Ribera y Riesgo Hídrico
El DPA, además de la regulación de los recursos hídricos en Río Negro, tiene a su cargo la prevención contra sus efectos nocivos, pudiendo determinar el límite entre el dominio público del agua y el dominio privado.

Esta tarea se realiza mediante la determinación de líneas de ribera, y su objetivo es el de prevenir emergencias hídricas, delimitando zonas de riesgo frente a inundaciones, aluviones y crecidas; demarcando zonas de reserva, vedas o limitaciones de uso para protección del recurso; e instalando mecanismos de alerta y categorizando áreas según los riesgos que presentan.

Las crecidas dependen de las características de cada cuenca, como su suelo o su vegetación por ejemplo, pero también del régimen climático al que esta sujeta. Por ello la línea de ribera no es algo fijo, sino que puede tener alteraciones, ya que -podríamos decir- el río es un organismo vivo.

Así es que, la transgresión urbana o rural de este límite acarrea riesgos tanto humanos como ambientales, constituyendo un peligro para el asentamiento de familias e inclusive para la puesta en marcha de proyectos productivos.

Conocer la línea de ribera, saber si está dentro de una zona con riesgo de inundación, si está haciendo un negocio inmobiliario en suelos que pertenecen al cauce de un río, o si está mensurando una propiedad dentro del ámbito público, puede evitar a los habitantes de la provincia padecer serios problemas y peligros innecesarios.

El DPA, como autoridad del agua en la Provincia, es el encargado de definir las líneas de ribera, como así también de establecer restricciones al uso en zonas inundables del dominio privado.

Actualmente, se están realizando estudios para determinar líneas de riesgo en la cuenca del río Colorado y en el río Quemquemtreu, en los lagos Gutiérrez y Moreno, en la laguna El Trébol, en el arroyo Ñireco y en el balneario El Cóndor, donde el río Negro desemboca en el océano Atlántico.
 
 
Organismos de Cuenca
Los Principios Rectores de la Política Hídrica de la República Argentina, mencionados en el menú “DPA y el COHIFE”, hablan en sus puntos 25 y 22 de las organizaciones de cuenca y las aguas interjurisdiccionales, dos aspectos por demás relevantes para el DPA y Río Negro, dado que sus principales recursos hídricos los comparte con otras provincias.

En tal sentido, el Departamento representa a Río Negro en distintos organismos interjurisdiccionales vinculados a la actividad hídrica, tales como: la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas de los ríos Limay, Neuquén y Negro (AIC), el Comité Interjurisdiccional del río Colorado (COIRCO), la Autoridad de Cuencas del río Azul (ACRA), la cuenca del Chubut (COHIRCHU) y el Ente Casa de Piedra.
 
 
AIC
La Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC) de los ríos Limay, Neuquén y Negro, es un organismo que tiene por objeto entender - en el modo y con los alcances que se fijan en su Estatuto - en todo lo relativo a la administración, control, uso y preservación de las cuencas de los ríos mencionados.

La AIC es la que establece las normas de operación de los embalses que garantizan los caudales mínimos a erogar al río Negro, a efectos de disponer en las bocatomas los niveles de agua y caudales para satisfacer las necesidades de los distintos sistemas de agua potable y riego.

La AIC está integrada por las Provincias de Neuquén, Río Negro (DPA) y Buenos Aires, y por el Estado Nacional. Su ámbito de actuación y jurisdicción es el espacio geográfico que conforman las cuencas de los ríos Limay, Neuquén y Negro. Abarca una superficie de 140.000 Km2, que representa aproximadamente el 5% del territorio total argentino.

La Cuenca está situada en la parte norte de la región Patagónica, abarca una superficie de 140 mil Km2 y constituye el sistema hidrográfico más importante de todos los que se extienden íntegramente en el territorio argentino.
 
 
COIRCO
El COIRCO es una Entidad Interjurisdiccional integrada por la Nación y las provincias de Buenos Aires, La Pampa, Mendoza, Neuquén y Río Negro, creada por el Tratado suscripto en la VI Conferencia de Gobernadores del Río Colorado, celebrada en Buenos Aires en el año 1976 y ratificada por leyes de las provincias signatarias.

Entre otras cosas, el COIRCO entiende que el aprovechamiento de los recursos hídricos compartidos implica la formulación de programas de desarrollo en cuya ejecución están interesadas las cinco provincias de la Cuenca del Río Colorado.

Asimismo, que el Río Colorado debe ser un motivo de integración entre las provincias de la Cuenca, por lo que las partes asumen plenamente la responsabilidad de poner en marcha un programa dinámico tendiente a una distribución razonable y equitativa de sus aguas para beneficio común.

En el río Colorado existe una única obra de regulación, embalse Casa de Piedra, en el tramo medio del río. Los cambios del régimen hídrico originados interesan tanto a las zonas irrigadas del río Colorado como al CORFO (Corporación de Fomento del Valle Bonaerense del Río Colorado), en la provincia de Buenos Aires.
 
 
ACRA
Los antecedentes de su conformación se remontan a 1969, año en que las zonas de influencia de las localidades de El Bolsón, en Río Negro, y Lago Puelo y Hoyo de Epuyén, en Chubut, sufrieron inundaciones que provocaron graves perjuicios en la economía local. Al año siguiente, a solicitud de los gobiernos provinciales, el Instituto de Ordenación de Vertientes e Ingeniería Forestal (IOVIF) elaboró el estudio "Plan inmediato de corrección de las cuencas de los ríos Quemquemtreu, Azul y Epuyén". Entonces se visualizó la necesidad de contar con un plan integrado de ordenación de cuencas, por parte de las provincias y organismos intervinientes.

Pero fue en diciembre de 1997, en el marco de un Convenio de Cooperación Técnica, cuando las provincias del Chubut y de Río Negro constituyeron la Autoridad de Cuenca del Río Azul (ACRA), con el objetivo de ejecutar el estudio para el ordenamiento y desarrollo de la cuenca hidrográfica del río Azul, así como la ejecución de las obras hidráulicas recomendadas.

La ACRA es un organismo conformado por técnicos locales y provinciales abocados a un tratamiento integral e interjurisdiccional de la cuenca, como único modo posible de alcanzar soluciones definitivas y seguras.

Cuenta con un Consejo de Gobierno, que es el órgano superior encargado de fijar la acción y política general a seguir, y el Comité Ejecutivo, encargado de la administración de la ACRA y ejecutor de lo resuelto por el Consejo de Gobierno. Está integrado por un representante de dichos organismos provinciales, un representante del municipio de Lago Puelo (provincia del Chubut) y un representante del municipio de El Bolsón (Río Negro). El Estado Nacional participa de las reuniones a través de la Subsecretaría de Recursos Hídricos (SsRH).
 
 
DPA y el COHIFE
El Consejo Hídrico Federal (COHIFE) está conformado por todas las provincias argentinas divididas por región, por el Estado Nacional y por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En representación de la región patagónica, Río Negro ejerció la primera presidencia del Consejo en 2003, año en que comenzó a funcionar.

El COHIFE es el resultado de un acuerdo sobre la conveniencia y necesidad de que entre las provincias y la Nación exista una instancia federal, en la que se puedan expresar los puntos de vista provinciales a través de quienes tienen en ellas la responsabilidad directa de la gestión hídrica.

Estos sectores provinciales, buscando establecer lineamientos de política que armonicen los valores sociales, económicos y ambientales que nuestra sociedad le adjudica al agua, elaboraron los “Principios Rectores de la Política Hídrica de la República Argentina”, el “Acuerdo Federal del Agua”, y a partir de allí se gestó el Consejo Hídrico Federal.

Los principios Rectores de la Política Hídrica brindan lineamientos que permiten integrar aspectos técnicos, sociales, económicos, legales, institucionales y ambientales del agua en una gestión moderna de los recursos hídricos. Estos son: el agua y su ciclo, el agua y el ambiente, el agua y la sociedad, el agua y la gestión, el agua y las instituciones, el agua y la ley, el agua y la economía, la gestión y sus herramientas.

Río Negro, a través del DPA como Autoridad del Agua, busca permanentemente la guía y dirección de estos lineamientos como norte de su política hídrica. En este sentido, además de todas las tareas mencionadas en el sitio, el organismo se extiende también al cumplimiento de muchas otras funciones enmarcadas en los Principios Rectores, como por ejemplo:

Principio Rector 43- Desarrollo de la cultura del agua: DPA cuenta desde el 2003 con El Museo Tecnológico del Agua y del Suelo, que trabaja en materia de educación ambiental con especificidad en recursos hídricos.

Así mismo, desde 2008 se trabaja junto al Ministro de Educación rionegrino para incorporar a la enseñanza primaria el programa educativo “El agua va a la escuela”, cuyo objetivo es lograr la acción responsable del ciudadano sobre el recurso y los servicios, profundizando el conocimiento de la realidad provincial y local en cuanto a la existencia del agua, y promoviendo una reflexión sobre las prácticas de la población y sus conductas cotidianas

Principio Rector 48- Formación de capacidades: también en conjunto con el Ministerio de Educación rionegrino, el DPA trabajó durante 2008 en la apertura de la Técnicatura Superior en Recursos Hídricos con orientación “Riego”, que se presentó este año en Luis Beltrán. La propuesta educativa espera satisfacer a través una demanda laboral específica que existe tanto en el ámbito público como en el privado, brindando a la vez una salida laboral que es prometedora para los jóvenes de la provincia.