Alto Valle: técnicos del DPA continúan con los muestreos del río Negro

El Departamento Provincial de Aguas (DPA) con el acompañamiento de los Municipios continúa con los muestreos de rutina para determinar la calidad de las aguas del río Negro. Se realizaron las muestras en distintas ciudades del Alto Valle.

La toma de muestras comenzó esta mañana en Chichinales, continuando en Allen, Fernández Oro, General Godoy y culminará en el área de Cinco Saltos, siguiendo el protocolo establecido. 

De la jornada participó el director de Gestión Ambiental de la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC), Héctor Labollita; el delegado Regional del DPA por Alto Valle, Gabriel Sorá; junto a un equipo técnico, la intendenta de Allen, Sabina Costa; y sus pares de General E. Godoy, Luis Ivancich y de Fernández Oro, Mariano Lavin.

De esta manera, Sorá explicó que “una vez extraídas las muestras en los diferentes balnearios, las mismas serán llevadas a un laboratorio definido por la AIC para obtener el resultado de la operación que demora cerca de tres días”. “Luego este resultado se contrastará con los que se han ido tomando en las campañas anteriores", detalló.

En este sentido, explicó que “la aptitud de la cuenca se determina a partir de un promedio extraído de la comparación de los últimos cinco muestreos efectuados. Del promedio definido, se podrá analizar la tendencia o si hubo un incremento o un descenso del parámetro a analizar establecido", finalizó.

Con respecto a la localidad de Allen, Héctor Labollita sostuvo que "en general el balneario de Allen siempre ha dado buenos porcentajes, pero este año el bajo caudal de agua exigió la intensificación del seguimiento durante todo el periodo estival”. “Todos los años podemos tener sitios que están en óptimas condiciones y otros en los que puede haber algún valor límite al índice de referencia, y ello es lo que exige hacer seguimiento", explicó.

Indicó además que “los porcentajes óptimos para la utilización recreativa de los balnearios, dependen de que los análisis den `una buena aptitud´ desde el punto de vista microbiológico. La norma que utilizamos estima que en cinco muestreos efectuados en 30 días debe haber un valor menor a 200 de Escherichia coli por cada 100 milímetros de muestra; si supera ese valor en esos 30 días, hay que dar una nueva aptitud y ello puede variar de semana a semana, y por ello se exige un seguimiento constante”.
En este sentido aclaró que “una sola muestra no da la aptitud de un área recreativa en la que hay una concurrencia humana en contacto con el agua”.
En la actualidad, en toda la cuenca hay 55 balnearios que la AIC muestrea en la provincia de Neuquén, Río Negro y Buenos Aires, el Valle Inferior en Viedma y Patagones. El organismo cuenta con un importante historial de datos, que permite a los especialistas inferir cuales son los sitios que pueden presentar mayores inconvenientes.

El trabajo, se enmarca en el “Programa de Red Básica de Monitoreo del río Negro” que lleva adelante el DPA junto con la Secretaría de Gestión Ambiental de la AIC, en el marco de la Unidad de Gestión de Calidad de Aguas. Este plan surgió en el año 2001 y se diseñó tomando como base los estudios de calidad de agua que comenzaron a desarrollarse en 1995.

Asimismo, se enmarca en el “Programa Emergencias Hídricas: Control Adicional de la Calidad del Agua”, con controles adicionales de la calidad de los mismos, dado los bajos caudales que se registran en los ríos Limay, Neuquén y Negro, teniendo en cuenta que los embalses del Comahue se encuentran con niveles mínimos y los pronósticos de aportes hídricos, estiman que esta situación se mantendrá durante los próximos meses.

En tanto, en términos generales el seguimiento se basa en la determinación de la concentración bacteriológica (Escherichia Coli) en los sitios de las obras de captaciones de agua cruda, para los servicios de distribución de agua potable y en las áreas de descarga de colectores de drenajes, pluviales, efluentes industriales y cloacales que llegan a los ríos.

Estos muestreos se efectúan de forma mensual desde agosto del 2016 y tendrán continuidad hasta tanto se restablezca el caudal normal del río. Cabe aclarar, que en algunos de estos sitios, mayoritariamente en las tomas de agua, se toman muestras para la determinación de hidrocarburos y metales pesados.