El Gobierno normalizó el suministro de agua potable en Sierra Grande

El Gobierno de Río Negro normalizó hoy el servicio de agua potable en Sierra Grande y Playas Doradas, luego de que los acueductos quedaron fuera de funcionamiento ante la contingencia climática que ocasionó lluvias extraordinarias días atrás.

Lo propio fue confirmado por el ministro de Obras y Servicios Públicos, Carlos Valeri, en un relevamiento de terrenos y trazas realizada ayer junto al titular del Departamento Provincial de Aguas (DPA), Fernando Curetti.

Actualmente técnicos del DPA trabajan en un diagnóstico topográfico que permita evaluar daños.

Pese a las dificultades para acceder a los ductos dañados, ayer al mediodía pudo repararse el ducto Los Berros y ponerlo nuevamente en funcionamiento para el abastecimiento del servicio.

Al respecto Valeri explicó que “estando operativo éste acueducto se podrá proveer de agua suficiente para la localidad, con un caudal de 50 litros por segundo”, y destacó el trabajo de los organismos a su cargo; "el de Aguas Rionegrinas asistiendo a la población con la provisión de agua envasada; y del DPA que dispuso del equipamiento y la maquinaria necesaria para reparar el camino y el acueducto".

Por su parte, Curetti indicó que “actualmente, nos encontramos trabajando con un equipo técnico del DPA en el diagnóstico de los primeros 15 kilómetros de cañerías del acueducto Arroyo Ventana, para registrar entre hoy y mañana los daños ocasionados”. 

“Según los datos obtenidos hasta el momento, fueron pocos los sectores afectados, pero debemos asegurarnos de que el total de 35 kilómetros que tiene de extensión la obra del nuevo acueducto, esté en condiciones óptimas para ponerlo en marcha”, informó.

Asimismo desde el DPA “se analiza la forma de llegar a las nacientes, debido a que el camino de acceso quedó seriamente afectado, y con camionetas resulta difícil el acceso”. 

“Por eso estamos previendo la posibilidad de acceder con personal en cuatricíclo o a caballo”, señaló Curetti. Cabe agregar, que se trata de una zona particular por la topografía del terreno, las distancias y la magnitud del evento climático.
Por último el titular del DPA señaló que “fue un evento climatológico poco usual y que se viene repitiendo cada vez más; esta vez registramos lluvias de 150 milímetros en menos de tres horas; esta situación impactó fuertemente en los acueductos y en el camino de servicio, pero ya tenemos la situación controlada”.